Seleccionar página

Mujeres sin hijos

PANK, NoMo, Childfree, Childless… es muy probable que hayas leído estas palabras en algún sitio últimamente, pero puede ser que no sepas exactamente lo que significan y mucho menos que te sientas identificada con ellas. Pero tranquila, te voy a contar qué significan cada una de ellas no solo para que las conozcas mejor, sino sobre todo para que sepas si te representan de alguna manera. Todas hacen referencia a las mujeres que no somos madres, así que, si tú eres una mujer sin hijos, quédate aquí porque tengo mucho que contarte, de hecho, todo este blog lo he creado con el propósito y la ilusión de ofrecerte información útil y valiosa y para que puedas expresarte y compartir con otras mujeres como tú y como yo.

Mujeres sin hijos

by Pilar Herráez (Pocholate,la Comunidad para Mujeres sin Hijos)

Bien, todos estos “palabros” como los llama una amiga mía, no son más que términos que hemos adoptado del inglés por esa tendencia tan “cool” que tenemos de copiar sin más las palabras sin traducirlas, en unos casos con acierto y en otros no tanto, ¿no crees?

Empecemos entonces. Las NoMo (No Mother, no madres en español) somos todas las mujeres que no tenemos hijos, bien porque así lo hemos decidido, bien porque hemos querido y no hemos podido, y aquí hay mucho de lo que hablar, pero de momento vamos a quedarnos con esta información que ya aclara muy bien a qué nos referimos, y otro día te cuento más cosas, ¿vale? Después tenemos el término “Childfree” (Libre de niños en español) traducción que, aunque es literal, lleva a muchas interpretaciones negativas y puede generar bastante controversia, como de hecho hace. Aquí también hay mucha tela que cortar, así que de nuevo te pido que te quedes sólo con lo siguiente: esta palabra define a las mujeres o parejas que no tenemos hijos por decisión propia, ya está, sobre controversias, ya hablaremos otro día. Y para las mujeres o parejas, que no tienen hijos porque no han podido tenerlos, a pesar de haber querido y haberlo intentado, existe el término Childless (traducido también sin hijos, pero con esa “peculiaridad” de no haber podido tenerlos). Pues vamos con el tercer término: PANK. Las PANK (Professional Aunt No Kids o tías profesionales sin hijos) somos todas las mujeres que no tenemos hijos, pero sí sobrinos o niños muy cercanos, quizás hijos de amigas, a los que tratamos y queremos como si fueran sobrinos. Como sociedad tenemos la necesidad de agrupar a las distintas personas que comparten modos de vida iguales y ponerles un nombre. Y esto es así no solo socialmente sino biológicamente hablando. Existe una especie de necesidad de que nuestras peculiaridades sean reconocidas y nombradas para sentir que pertenecemos a un grupo y desde ahí definir nuestra propia singularidad. Mira sino todos los términos que existen para definir grupos de personas con características comunes como los millenials, los ninis, etc

Hablando de mujeres el único grupo que hasta ahora ha sido escuchado y ha empezado a tomar mucha relevancia en los últimos años ha sido el de las madres.

Seguro que has visto montones de blogs, cuentas de Instagram y Facebook, e incluso foros, en los que las mujeres que tienen hijos hablan de sus gustos, de sus retos y problemas, asi cómo de lo maravilloso de su decisión. En muchos de estos blogs además comparten vivencias, consejos para educar y criar a sus hijos, y cuentan al mundo las distintas formas de vivir la maternidad. Es decir, hablan de su experiencia vital, de todas esas características que tienen en común y las unen. Además, los medios de comunicación han dado buena cuenta de ello, y por todos lados vemos anuncios dirigidos a ellas y sus circunstancias, a sus bebés y a las distintas necesidades que van teniendo según la etapa de su vida en la que estén.

Pero, el mundo ha cambiado y mucha amiga mía, y en España, como en el resto del mundo existe una nueva realidad: la del aumento de las mujeres que no tenemos hijos.

Un 25%, ¿te das cuenta de lo que es? y, sin embargo, ni se nos tiene en cuenta, o peor, muchas veces se nos juzga y critica, algo de lo que también hablaremos en este blog (digo hablaremos porque me gustaría que considerases este espacio un lugar donde poder expresarte) ni tan siquiera se habla con conocimiento de causa de quiénes somos realmente, y mucho menos de nuestros retos y necesidades.

Y ¿por qué es esto así? Uno de los motivos tiene que ver con las creencias de lo que significa ser mujer, tema que da también para mucho, pero que dejaré para otro día porque no quiero agobiarte. Pero hay otras razones que tienen que ver con la manera en la que se ha contado esta nueva realidad. Volviendo al 25% de mujeres que no seremos madres,

Pues muy sencillo amiga mía:

  • Primero porque los medios de comunicación, que son a través de los cuales nos llega la información, se han limitado a publicar la información tal cual se publicaba fuera, sin interesarse en averiguar qué se cuece en España al respecto, (al final te cuento uno que sí lo ha hecho, al menos sobre las PANK) ni se han interesado en conocer a mujeres reales que están dentro de esta definición.
  • Segundo, porque se han añadido definiciones “extra” que lejos de complementar las traducciones clarísimas de lo que significa ser Childfree, NoMo o PANK, las han distorsionado y alejado de la realidad.

Por eso, me parece importante que se nos conozca, que mostremos que somos mujeres reales, con vidas tan normales o no como cualquier mujer que sea madre, que nos somos ni unas solteronas amargadas que odiamos a los niños, ni unas ejecutivas adictas al trabajo que sólo se compran ropa y viajan, ni unas egoístas que no saben dar cariño.

Que las habrá, por supuesto, pero no creo que la amargura, las adicciones a las compras o la dificultad para dar cariño sean rasgos exclusivos de las mujeres que no tenemos hijos. Y, por favor, que quede claro que no todas las mujeres que no tenemos hijos estamos deprimidas, y las que han estado o lo estarán, pueden superarlo perfectamente y llevar una vida plena y con sentido.

Ojalá que las niñas de hoy no tengan que sentirse juzgadas mañana por su decisión de ser o no madre, ni tengan que justificar sus motivos para tomar esa decisión.

Bueno, pues hasta aquí el primer artículo del blog. Espero de corazón que te haya gustado y me encantaría que me dejaras un comentario con lo que te ha parecido o con cualquier idea que se te ocurra. También puedes seguirme en las redes (tienes los botones al pie de página o al principio, en la cabecera). Y si no quieres perderte nada, ¡suscríbete a la newsletter y recibirás los artículos en tu correo! Gracias de corazón, ¡un abrazo! y hasta la próxima

El medio de comunicación del que te hablaba es El Confidencial. María Zuil, la periodista que lo ha escrito, se tomó la molestia de quedar con varias mujeres que no somos madres, pero sí tías y pasar unas horas con cada una para saber de primera mano cómo vivimos esta experiencia. La verdad es que el artículo se aleja de los estereotipos que hasta ahora nos han contado. Te invito a leerlo aquí.

Foto de Eric Ward para Unsplash

Pin It on Pinterest