Seleccionar página

Las 15 frases más absurdas, ridículas, dañinas o entrometidas que todas mujer sin hijos ha escuchado

Hace unas semanas lancé esta pregunta en Instagram: ¿Cuál es la frase más absurda, ridícula, dañina o entrometida que te han dicho cuando dices que no eres madre o que no quieres serlo? Y recibí toda una variedad de respuestas, todas ellas llenas de tópicos y creencias que pululan por ahí, generación tras generación y que muestran que, cuando no hay argumentos reales, cualquier opinión vale. ¿Quieres saber cuáles son? Pues sigue leyendo o dale al play.

Las 15 frases más absurdas, ridículas, dañinas o entrometidas que todas mujer sin hijos ha escuchado

by Pilar Herráez (Pocholate, la Comunidad para Mujeres sin Hijos)

Como te decía recibí una buena cantidad de respuestas, algunas de ellas se repetían, por tópicas y típicas, así que después de tener en cuenta solo las que eran diferentes, quedaron 15 perlitas de esas que a veces te dejan sin saber qué decior (por cierto, hablé de ello y te dí unas cuantas herramientas en este audio cómo enfrentarte a los juiccios y responder a las preguntas indiscretas).

Antes de que sigas leyendo o escuchando y como no sé si eres una de las mujeres que me siguen y que colaboraste en esta encuesta, o acabas de llegar al blog o a este canal, quiero avisarte de que el tono de este artículo es bastante irónico o incluso puedas ver algún sarcasmo. El motivo no es, ni mucho menos,  crear polémica. Te aseguro, por si no me conoces, que no es mi estilo, sino tratar de quitarle hierro al asunto poniéndole un toque de humor, para no añadirle más peso al tema, más gravedad. Y no es que no me tome el tema en serio, de hecho, como te he dicho antes, publiqué un audio con un artículo, hablando del tema y ofreciendo posibles respuestas para que estas opiniones y juicios no nos dañen, pero el caso de hoy es diferente. Es simplemente mostrar todas las frases que vosotras mismas habéis compartido y verlas desde otro punto para que así, si volvemos a escucharlas, quizás ya no nos molesten lo más mínimo. ¿De acuerdo? Por favor, no te lo tomes de otra manera, o bueno, haz lo que quieras, pero yo ya te he dicho cuál es mi intención. Empezamos.

  1. Si no tuviéramos hijos, ¿quién cotizaría para nuestra jubilación?

¡Qué razón tan altruista! ¿verdad? Pensar en tener un hijo para que pague mi jubilación y la tuya me hace sentirme una gran persona. Que el tema de las pensiones va a estar chungo, es algo que todos sabemos, pero traer una persona al mundo para que de viejecita no nos falte de nada, es cuanto menos, egoísta (anda, justo de lo que nos tachan por no tenerlos) En fin, que más vale que quién piense así ponga su mente y su energía en buscar soluciones para su futuro, en lugar de esperar que los demás se lo solucionen.

2. Anímate a tener, así nuestros hijos serían amiguitos.

Supongo que esto nos lo diría una amiga, en cuyo caso, es muy probable que nuestros hijos se conocieran y pudieran llegar a llevarse bien, de ahí a ser amigos…¿quién sabe?, ¿por qué deberían tu hijo y el mío ser amigos?, ¿y si se caen mal?, ¿y si no tienen nada en común?, en cualquier caso, no me parece una razón de peso para traer un niño a este mundo querida. Creo que ya hay muchos niños que pueden ser amiguitos de tu hijo.

3. Algo habrás hecho para que Dios no te los mande. 

Esta me parece cruel donde las haya. La leo y me imagino a la típica señora rancia, vestida de negro, católica, apostólica y romana, amargada de la vida…sí, lo sé, me estoy explayando, pero es que algo así, no lo puede decir una buena persona. Más le valdría reflexionar sobre el concepto de dios que tiene, porque si existe, que no lo sé, no creo que sea un ser tan cruel. En fin, me deja sin palabras. Me imagino a la mujer que le han dicho esto, y una de dos, o se quedó echa polvo, o la mandó a paseo, porque tiene tela la frase. Cuidado con las palabras.

4. Si nadie tuviera hijos, la humanidad se extinguiría.

Claro, si, es que somos tan pocos en el mundo…¿esta persona no lee que estamos superpoblados?, ¿qué lo que ocurre es que más bien sobramos? En cualquier caso, también se extinguieron los dinosaurios, ¿no? Quiero decir, que no creo que si nos extinguimos sea precisamente porque algunas mujeres no tengamos hijos. ¿Nada que ver el maltrato al que sometemos a la tierra? en fin…

5. Es que (tener hijos) es ley de vida.

Esta persona debe tener un libro que yo desconozco, ¿tú conoces algún libro que hable de “Las Leyes de la Vida”? ¿Cuántos capítulos tendrá?, es que me parto con estas tonterías de verdad. Y, por otro lado, si lo piensas es muy triste. Triste que algunas personas tengan ideas tan cerradas y tan cuadriculadas de cómo hay que vivir la vida en pleno siglo XXI, y luego vamos de modernos. Pues muy bien señora o señor, cumpla usted con su ley, y déjeme a mí con las mías, ¿si?

6. Este pueblo necesita niños, se está despoblando

Y no tiene nada que ver el que no haya trabajo o una forma de ganarse la vida fácilmente, o que esté lejos de lugares en los que sí hay recursos ¿verdad? Si no que tiene que ver con el que una mujer en concreto,  no tenga hijos. Y, además, vaya carga para el pobre bebé, traerlo con la obligación de quedarse en el pueblo, le guste o no, para que esta persona se quede tranquila de que su pueblo va a tener una persona más, ¡para partirse!

7. Entonces, ¿qué sentido tendría la vida?

Aquí entramos en el gran misterio del sentido de la vida…¡ay madre!, pues la vida tiene el sentido que tú le quieras dar. Para ti querida o querido, quizás el sentido de tu vida es procrear y para mí a lo mejor es viajar libre como una mariposa. Mejor mírate lo que tú deseas para tu vida, cuales son tus valores, cómo das sentido a tu vida, y déjame a mí con el sentido de la mía.

8. No quieres ser madre y estás criando.

Esta frase la escuchan las mujeres que no tienen hijos, pero viven con parejas que sí los tienen. ¿Qué tendrá que ver una cosa con otra? Una mujer puede no querer hijos propios por muchos motivos, y aún así convivir y colaborar en la crianza de los de su pareja. No creo que sean cosas comparables. No eres su madre, así que, querida persona, estoy siendo fiel a mi decisión de no serlo, tranquila. Ya puedes dejar de preocuparte por mi coherencia y preocuparte de la tuya.

9. Una pareja sin hijos es como un jardín sin flores.

Esta de absurda es que solo me hace reír. Esto es como comparar churras con merinas ¿o como se decía eso?  mezclar churras con merinos, no sé. De todas formas, para gustos colores, porque hay jardines muy bonitos sin flores. Yo le diría que echase un vistazo por internet para que vea que sin flores un jardín también puede ser precioso..

10. Cuando quieras tenerlos te vas a arrepentir.

Esta la debe decir una adivina o adivino, casi me aventuraría a decir que es una mujer. Los hombres, en general, y según mi experiencia, no dicen esto. Pero da igual, el caso es que da por hecho que quieres tenerlos en algún momento futuro. Y si me arrepiento, ¿qué? Pues anda que no tenemos cosas para hacer y experimentar, si las hiciésemos todas por no arrepentirnos, ¡no daríamos abasto! Con la diferencia de que, si me pongo a estudiar chino y luego me arrepiento, lo puedo dejar, pero si traigo una persona al mundo, y después me arrepiento…no hay devolución posible.

11. Ya cambiarás de idea.

¿Sí, de verdad? Otra pitonisa de tres al cuarto. ¿Por qué tendría que cambiar de idea?, ¿acaso crees que no sé reflexionar para tomar decisiones? Quizás es que tú no tienes claras tus ideas y crees que a mí me pasa lo mismo. De nuevo, dando por hecho que en algún momento toda mujr debe desear ser madre. Y si cambias de idea, pues cambias de idea, pero te estoy diciendo que ahora no.

12. ¿Y qué legado vas a dejar?

Esta es una de mis favoritas. Una que yo misma he escuchado, junto a la del jardín. Y encima me la dijo un amigo. ¡Flipé! Le podía haber dicho, de hecho, mientras respiraba hondo una voz en mi cabeza gritaba por decirlo, pero me contuveque mejor no dejar ningún legado que un hijo como el suyo que es uno de esos niños maleducados, que pega a todo niño o niña que se le pone por delante, un bruto, vamos, pero no, no se lo dije. Le dije que legados hay muchos, no tiene por qué ser un hijo y que además a mí, no me preocupa demasiado lo que dejaré, ¿por qué iba a hacerlo si yo ya me habré ido? Y, en cualquier caso, creo que el tema del legado está sobrevalorado. Esto da para mucho, pero no es el momento.

13. Si tus padres hubieran hecho lo mismo, tú no existirías.

¿Y?, quiero decir, pues si no existo, no existo, no estaría ahora mismo escuchando esta chorrada. No es algo que yo elegí (aunque a algunas corrientes new age les encante decir que sí) o al menos, no soy consciente de ello. Además, esto depende de cómo te vaya pues quizás es para agradecer o no.

14. ¿Qué pasa, que no te gustan?

Típica frase donde las haya. Si hiciera una encuesta de las mujeres que hemos escuchado esta respuesta cuando decimos que no somos madres o que no queremos serlo, estoy segura de que el porcentaje se acercaría al 100%. Esto es como decir que la razón más importante para ser madre es que te gusten los niños, ¡toma ya! ¡Como si no hubiera cosas mucho más importantes en las que pensar para decidirte a ser madre! Claro, así pasa, que hay mujeres que los tienen y se agobian, o se arrepienten, ¡normal! Son muchas cosas a tener en cuenta, no solo que te parezcan monos o incluso encantadores. Y, por otro lado, ¿qué pasa si no me gustan?, ¿por qué esta frase siempre parece que esconda una segunda parte que nadie nombra, pero se respira y que sería algo así como “¿qué pasa, que eres tan bruja malvada que no te gustan?”. Aquí también habría para otro post.

15. Todavía eres joven.

Esta es muy graciosa cuando ya no eres tan joven. Casi siempre te lo dicen señoras mayores que te ven como si fueras una cría, aunque hayas pasado los 40. En el fondo, es un chute de autoestima jajaja. Yo antes, ilusa de mí, contestaba “no se crea que ya no soy tan joven” y entonces la señora me preguntaba y al decirle mi edad me respondía “ah, pues no, entonces no puedes pensártelo mucho que se te va a pasar el arroz”, ¡Toma!, otra frasecita, eso por dar explicaciones. Así que ahora, simplemente sonrío y callo.

Bueno, pues esto es todo por hoy. Espero que te hayas reído un poquito porque de eso se trataba, de quitarle hierro al asunto, de frivolizarlas tanto que pierdan fuerza y, bueno, depende del grado de “melapelismo” como dice Èlia de @sierrasalvaje, que tengas quizás te sirvan de inspiración para tener una respuesta preparada en caso de que te lancen alguna de ellas.

Me encantará saber qué te ha parecido y, si quieres compartir alguna más, ¡será muy bienvenida!

¡Hasta pronto!

PANK: ni solteras amargadas, ni exitosas pastosas

Hoy empiezo con una serie de artículos que quiero dedicar a explicarte de dónde vienen los distintos nombres que existen para definir las peculiaridades de las que no somos madres (NoMo), qué significan (aunque esto ya te lo conté en el primer post que escribí), quién los creó, y hablarte de otros blogs que existen. ¿Empezamos?, pues sigue leyendo o dale al play;)

La verdad sobre las PANK

by Pilar Herráez (Pocholate, la Comunidad para Mujeres sin Hijos)

Empezamos con las PANK. El término fue creado en el año 2012 por Melanie Notkin, una canadiense experta en marketing, soltera y sin hijos que un día fue a buscar un regalo para sus sobrinos y no sabía qué podría gustarles. Como muchas de nosotras no tenía ni idea de las inquietudes de los niños. Entonces pensó que debía haber más mujeres en su misma situación y creó una comunidad digital de tías a las que les gusta sorprender a sus sobrinos con planes chulos y la llamó Savvy Auntie, que fue todo un éxito y sigue siéndolo. Y así empezó el movimiento PANK, por llamarlo de alguna manera.

En Estados Unidos en un estudio de 2011 se llegó a la conclusión de que 1 de cada 5 mujeres eran Pank. Quién sabe las que sean ahora. No he podido encontrar ningún estudio, que nos diga cuántas somos en España, una pena.

Aquí el movimiento Pank no ha calado aún mucho, ya que, como te contaba en este artículo, la mayoría de las publicaciones han traducido publicaciones extranjeras sobre el tema sin tener en cuenta las características de las Pank en España, y eso ha hecho que no nos sintiésemos identificadas, aunque es cierto que hay una persona que se está esforzando mucho para que esto no sea así y que está creando una verdadera comunidad aquí, (te lo cuento más abajo). Si buscamos información sobre las PANK nos encontramos con una serie de artículos que hacen un retrato muy estereotipado e irreal de las mujeres que no somos madres pero sí tías, sobre todo esos que hablan de cómo tal o cual famosa es una Pank que se ha gastado no sé cuánto dinero en su sobrina comprándole un Dior, y no quiero decir que esas mujeres no sean PANK, el problema es que en la inmensa mayoría de los artículos sólo se habla de esas Pank que tienen mucho dinero y hemos llegado a relacionar ser una “tía profesional sin hijos” con “ser una tía pastosa” y no es así queridas mías.  Y es que se han empeñado en relacionar “profesional” con “ganar mucho dinero” y ya me dirás que tiene que ver una cosa con otra. Podemos encontrar artículos en los que a la traducción de la palabra “tías profesionales sin hijos” se le han añadido frases como “mujeres de éxito”, “mujeres con ingresos muy por encima de la media” además de imágenes de famosas actrices de Hollywood o mujeres reconocidas internacionalmente por distintos motivos, para referirse a esa característica de “profesionales” y, claro, así no hay quién se sienta identificada, ¿no crees? Y yo me pregunto, ¿acaso ser profesional es un atributo exclusivo de las mujeres de “éxito”, o de las que ganan muchísimo dinero?, es más, ¿qué significa tener éxito? Para algunas de nosotras “éxito” será ganar mucho dinero y para otras será trabajar sin jefe llevando una pequeña marca en la que tú te lo guisas y tú te lo comes, o hacer pan con tus propias manos y venderlo porque con eso te sientes feliz, por poner un ejemplo. El éxito tiene que ver con tus valores y tiene significados muy diferentes según la persona. Por otro lado, lo de tener ingresos muy superiores a media, de nuevo lo mismo, ¿qué tiene que ver ser profesional con la cantidad de dinero que ganes?, en fin, creo que ya ves a lo que me refiero, ¿no?

Si simplemente nos ceñimos a la traducción, somos PANK todas las mujeres sin hijos, pero con sobrinos (o niños muy cercanos) que nos ganamos la vida, es decir trabajamos y ganamos nuestro dinero, y nos gastamos dinero, el que sea, en ellos, punto.

Y luego, claro, está el tema de la edad…en la mayoría de las publicaciones se refieren a mujeres jóvenes, incluso muy jóvenes, pero no olvidemos que muchas de las Pank, ya hemos pasado los 40, y ¿somos menos tías?, ¿somos menos Pank? Cuando me planteé escribir este blog yo quería, a través de las fotografías, reflejar que mujeres sin hijos hay de todas las edades pero, para mi sorpresa, todas las fotos que me encontraba, no solo eran de mujeres jóvenes, algunas parecían casi adolescentes, sino que además parecían modelos, así que, por desgracia, aunque trato de incluir fotos que no sean de niñas recién salidas del cole, por desgracia no puedo encontrar de mujeres de edades más allá de los 30 y poco…pero bueno, este es otro tema…

En fin, que de nuevo vemos como es importante conocer de cerca la realidad de las cosas para escribir sobre ella y, ya que eso no lo van a hacer por nosotras, pues ¡para eso estamos!, para darnos a conocer de verdad y terminar con todos esos estereotipos.

Como te comentaba antes, en España hay una comunidad de PANKs desde hace casi dos años en la que Cati Hernández, una tita PANK, como ella misma se llama, comparte consejos sobre educación, salud, ocio etc para las tías interesadas en saber más sobre cómo educar a sus sobrinos, qué juguetes les ayudan en su desarrollo, o cómo actuar ante la fiebre de tu sobrino, por ejemplo. El blog se llama Born To Be Pank y te invito a visitarlo.

Bueno pues esto es todo lo que quería contarte hoy. Deseo de verdad que te haya gustado, que te haya quedado clarísimo que significa ser PANK, y si lo eres. Pero lo que más me gustaría es que compartieras tu opinión al respecto, o cualquier cosa que quieras comentar, ¡anímate! Ya sabes que también puedes seguirme en las redes o mandarme un mensaje… ¡estaré encantada de saber de ti!

Ah, y te recuerdo que, si no quieres perderte nada, puedes suscribirte a mi newsletter, te aseguro que no seré pesada 😉

Te dejo de nuevo el link al artículo del único periódico en España por el que puedo poner la mano en el fuego de que ha hecho una investigación seria sobre el tema de las PANK: El Confidencial. Me consta porque María, la chica que escribió el artículo, contactó conmigo y con otras PANKs y pasó una tarde con cada una charlando sobre el tema y de cómo vivimos la experiencia de no ser madres, pero sí tías. Puedes leerlo aquí. ¡Hasta pronto!

Foto de Rachel Pfuetzne para Unsplash

Pin It on Pinterest