Seleccionar página

Hotel Solo Adultos, El Gran Sueño (Asturias)

por | Abr 11, 2019 | Con tu pareja | 0 Comentarios

Caspio de la Vega, Pintueles (Asturias)

Este es uno de los hoteles que incluye la guía “6 Hoteles rurales con encanto “Sólo Adultos”” que envié en octubre del año pasado a todas las suscriptoras. Me parece un establecimiento muy especial por algunas razones, que te cuento en el artículo, y además tengo que decir que si sus dueños son tan atentos con los huéspedes como lo fueron conmigo cuando contacté con ellos para comentarles que quería incluir su hotel en esa mini guía que regalaría a mis suscriptoras, merece la pena conocerlos. Así que sigue leyendo (hoy no hay audio ;))

Situado en el campo en la aldea de El Caspiu a 1 kilómetros de Pintueles y rodeado de los típicos hórreos se encuentra este pequeño hotel para adultos, de 5 habitaciones. Su jardín tiene unas preciosas vistas del Parque Nacional de los Picos de Europa y la Reserva Natural del Sueve.

De las 5 habitaciones, 1 de ella es una suite, la llamada “Loft” que tiene separadas por una escalerilla tipo barco la zona de la habitación.

Aunque sean pocas habitaciones, las hay para todos los gustos, desde la luminosa “Galería” decorada combinando muebles antiguos y piezas de diseño más moderno y con una bonita ventana balconera desde dónde ver la Sierra del Sueve, hasta la habitación “Jardín” que es la más vintage de la casa, pasando por la habitación “Terraza” cuya decoración minimalista incluye piezas de diseñadores como Charles Eames, Eileen Gray y Eero Saarinen y que debe su nombre a que tiene una terraza privada inspirada en los tradicionales corredores asturianos o la “Plaza” que da a la plaza de la aldea.

Todas las estancias incluyen el desayuno que, cuando el tiempo lo permite, se sirve en el jardín o en el porche y que incluye productos ecológicos. Ellos mismos elaboran a diario un pan con harina ecológica y su propia masa madre y además tienen siempre algunas galletas y tartas de zanahoria, la tarta de nuez y café y un bizcocho de arándanos. Dicen que las galletas que hacen desde que abrieron gustan mucho a los clientes y por eso están disponibles todo el día junto a la cafetera y el hervidor de agua para infusiones en el salón.

Aunque no tienen un restaurante si que ofrecen cenas solo para los huéspedes si la solicitas antes de las 12 de la mañana durante todo el año excepto agosto. Se sirve a las 20.30 y no incluye la bebida. Parece ser que, si llamas reservando media pensión, te hacen un precio especial. Consisten en un menú cerrado de tres platos elaborado, siempre que sea posible, a partir de productos ecológicos, de temporada y locales. Los platos principales incluyen merluza del Cantábrico, pollo al vino, pudding de legumbres y frutos secos o falafel. De postre, brownie de chocolate vegano, arroz con leche o una selección de quesos de Pintueles. Si eres vegetariana o vegana o si tienes alergias o necesidades dietéticas especiales, avisándoles con antelación te lo solucionan.

Me ha llamado la atención y me han gustado mucho tres cosas:

  • las noches vegetarianas o veganas y que pusieron en marcha cuando abrieron en 2014 y que, para su sorpresa, tuvo tan buena acogida que, desde entonces, una vez a la semana ofrecen un menú vegetariano, aunque tienen como objetivo llegar a ofrecer una de cada tres cenas sin carne.
  • la fruta y las verduras son libres de aditivos y pesticidas y el desayuno ecológico es exactamente lo que dice la etiqueta: 100 % casero y ecológico. De hecho, alrededor del 65% de su presupuesto para alimentos lo gastan en productos orgánicos, de los cuales una gran parte se cultiva a pocos kilómetros de la casa.
  • el impacto ambiental es importante para ellos. Creen que el lujo no debe ser a costa de nuestro planeta. El 80% de la energía necesaria para su sistema de calefacción y agua caliente se obtiene por medio de una bomba de calor geotérmica. Gracias al reciclaje, la reutilización y el compostaje generan sólo unos pocos kilos de residuos cada mes.

A mí me parece un lugar ideal para el descanso, pero sí eres de las que necesita un poco de gente alrededor a 10 minutos en coche está Infiesto un pueblo de unos 2000 habitantes donde encontrarás cafés, bares, sidrerías y restaurantes y podrás visitar dos exposiciones permanentes: la Casa del Tiempo y Los 13 del Sidrón.

Además, en su web encontrarás algunas sugerencias para hacer por la zona: rutas a pie y visitas cercanas.

Nada más, hoy he sido breve y concisa. Me encantaría saber qué te parece, si te apetecería conocerlo y si vas, ¡cuéntamelo porfa!

Un abrazo y ¡hasta pronto!


Si te interesa conocer más cosas sobre los hoteles solo para adultos, y las demás opciones de ocio sin niños, te invito a que leas (o escuches) este artículo titulado “Hoteles para adultos, ¿cuál es el problema?”

 

 

Foto terraza El Gran Sueño. Cedida por el establecimiento

Pocholate

La comunidad para mujeres sin hijos

01020306

¿Quieres preguntarme algo?

   hola@pocholate.com

© 2018 Pilar Herráez Todos los derechos reservados

Pin It on Pinterest

Share This